Saltar al contenido.

Posts etiquetados ‘app’

Destacados 2011: innovación cultural

En el año 2011 las instituciones culturales y los centros de divulgación  pusieron un mayor interés por hacer uso de elementos tecnológicos y de innovación como complemento a sus vías tradicionales de comunicación y difusión. Hay cosas que hoy ya nos parece normal que puedan ser utilizadas por parte de un museo, como los códigos bidimensionales o las aplicaciones móviles, pero que sin embargo empezaron a usarse en nuestro país hace sólo un año. Como el avance está siendo tan rápido, conviene recordar algunos de los elementos novedosos que las instituciones culturales pusieron en práctica en el pasado año para poder evaluar mejor lo que ha supuesto el 2011 en innovación cultural.

En este pequeño recorrido visual por el pasado año no están presentes ni todas las innovaciones ni todos los centros, al ser muchos los elementos que entraron en juego. Se trata solamente de algunos de los más destacados  y variados ejemplos  que ayudan a conocer algunos de las avances que ha habido.

Hay que destacar el gran esfuerzo que están haciendo algunos centros, por lo que es de esperar que este año 2012 las novedades en este ámbito sigan aumentando.

Las primeras apps móviles de museos

¿Cuáles fueron los primeros museos en lanzar aplicaciones para móviles?

Está pregunta que me fue realizada vía twitter merecía algo más que una contestación de 140 caracteres. Como además puede ser de interés para más personas, he aquí este post para contestarla:

El Museo de Brooklyn fue el primer centro en lanzar una app para iPhone en el año 2009 (versión 1.0: may 09). Doce meses más tarde ofrecería la misma aplicación para Android, siendo también de los primeros museos en tener un app para este sistema operativo. En los últimos meses de 2009 y durante el año 2010 fueron muchos los museos norteamericanos que  crearon aplicaciones móviles, bien para facilitar el conocimiento de su colección permanente o bien como complemento a las distintas exposiciones temporales que iban desarrollando. Actualmente casi todos los grandes museos de EEUU cuentan con una o varias aplicaciones.

En Europa la National Gallery lanzó Love Art en verano de 2009 (v. 1.0: jun 09), un par de meses después el Museo Van Gogh puso a disposición de los usuarios Yours Vincent, The Letters of Vincent Van Gogh (v. 1.0: sep 09), la primera aplicación de un museo en el continente europeo. En 2010 y 2011 el número de centros europeos que utilizan aplicaciones móviles como complemento a sus exposiciones ha ido creciendo muy significativamente.

En España el Museo Piccaso Barcelona estrenó la primera aplicación para iPhone en nuestro país (v. 1.0: mar 11). Los Museos CosmoCaixa Madrid y Barcelona contarían también con app propia poco después (v.1.0: abril 11) tanto para iOS como para Android, siendo la primera aplicación de un centro museístico español pensada para el sistema operativo de Google.  En este mismo año el Museo Guggenheim lanzaría igualmente la suya para iPhone/iPad (v.1.0: jul 11), como también hizo el Centro de Artes Visuales Helga de Alvear  (v.1.0: jul 11), los Museos de Navarra (v.1.0: sep 11) y el Museo de la Evolución Humana de Burgos tanto en versión para iPhone  como para Android (v.1.0: dic 11)

También en 2011 se utilizó por primera vez en nuestro país una aplicación móvil para una exposición temporal, en concreto para la Escalera de la Evasión de Miró (16/10/2011 – 18/03/2012).

Apps de reconocimiento de imagen

¿Cuántas veces hemos ido por la calle y hemos visto un monumento que no sabíamos lo que era?; ¿o hemos estado en un museo y nos hubiera gustado tener más información al instante sobre la obra que contemplamos?; ¿o vemos una imagen de un objeto que no reconocemos y no sabemos bajo que nombre buscarlo?…

Pues hoy ya podemos hacer todas estas cosas de forma cómoda y sencilla a través de nuestro móvil y con aplicaciones de reconocimiento de imagen. Sin necesidad de conocer el nombre de una pieza, sin tener que teclear o escribir datos, sólo haciendo una foto con nuestro teléfono podremos obtener toda la información sobre ese bien.

Para los museos, yacimientos y conjuntos monumentales esto aporta muchos beneficios y facilita que los usuarios puedan conocer más sobre aquello que ven. Además, es muy práctico de usar  ya que se puede enfocar un objeto desde la distancia, no hay que añadir ningún elemento extra que aporte la información  (como ocurre con los códigos bidimensionales o la tecnología NFC) y funciona igual tanto si enfocamos el objeto real como si lo que fotografiamos es la imagen del mismo en un libro, catálogo, póster…

Algunos museos ya han empezado a poner en práctica este sistema, usando aplicaciones como Google Goggle o Blinkster.

 Google Goggle es un servicio prestado por el gigante informático mediante el cual se puede reconocer y obtener información sobre los monumentos más importantes y las obras destacadas de la historia o del arte. Además, algunos museos han llegado a acuerdos concretos con la compañía para que toda su colección permanente pueda ser escaneable mediante este sistema y redirija a la web del museo.

Tal es el caso del Museo Getty, el primer centro en usar esta forma de interactuar con su público.  A través de Google Goggles se puede consultar toda su colección, leer o almacenar la información sobre cada obra, descargar audio, usar realidad aumentada, etc…

También el Metropolitan de Nueva York ha llegado a un acuerdo con Google para que  76 mil imágenes de su colección sean reconocibles a través de este medio.

Pero éste no es el único sistema y otros museos se han decantado por usar Blinkster, una aplicación móvil especialmente diseñada para descubrir contenido cultural. El Centro Pompidou, por ejemplo, está experimentando con su uso a través de una app específica: Blinkster CP. El objetivo es generar un valor añadido real para el visitante, darle unos datos concretos y enlazarle a sitios en los que obtener más información. Pero ademas permite la participación del público, que puede dejar sus comentarios o dar información complementaria sobre las obras.

Estos sistemas de reconocimiento de imágenes son particularmente útiles para aquellos centros que ya tienen su colección en red, pues con poco esfuerzo adicional pueden ofrecer esta servicio a su público y enlazar sus piezas  (reales o reproducidas en cualquier soporte) con la información que sobre ellas tenga en su web. En yacimientos arqueológicos, sitios naturales o monumentos tiene además el beneficio de que no precisa colocar ningún elemento accesorio que pueda alterar el bien.

No hay que perder de vista este tipo de aplicaciones porque van a extenderse mucho en el sector cultural de aquí en adelante, por lo que conviene que se reflexione sobre sus posibilidades y que los diferentes centros empiecen a experimentar con su uso e integración.

Ambas aplicaciones están disponibles tanto para iPhone como para Android.

Actualización: Ante las dudas surgidas sobre cómo usar Google Goggle en iPhone, he aquí un breve tutorial.

History Pin

Una de las aplicaciones más interesantes que han salido últimamente para iPhone y Android es History Pin, una app de realidad aumentada con la que se pueden ver fotografías históricas geolocalizadas en el lugar en el que fueron tomadas.

History Pin permite, de manera colaborativa y a través de fotos que los usuarios van subiendo, reconstruir la historia reciente mediante imágenes y poder conocer el pasado de forma sencilla y muy didáctica. Desde la misma aplicación y muy fácilmente se puede escanear nuestras imágenes antiguas o captar fotografías actuales.

La app está asociada a Google maps y a través de ella es posible explorar el espacio cercano o buscar imágenes por temática, por una ubicación geográfica concreta o por periodo histórico. Además ofrece la posibilidad de conocer algunas colecciones destacadas de fotografías o crear nuestros propios tours.

Numerosos museos  y bibliotecas del ámbito anglosajón están empezando a usar esta aplicación para mostrar sus fondos fotográficos geoposicionados. Una muestra de ello es el Museo de Brooklyn, que incluso pidió a su comunidad en red que colaborasen para  geolocalizar fotografías de la ciudad, subiendo a flickr las imágenes de su archivo y solicitando la ayuda ciudadana para encontrar su ubicación. Un buen ejemplo del uso de esta herramienta y de cómo hacer del museo un espacio social y participativo.

Desde la propia herramienta animan a las instituciones a formar parte de la comunidad History Pin, ya que es un medio para llegar a nuevos públicos, una forma de dar a conocer las colecciones de imágenes y fotografías, es una herramienta educativa que causa un importante impacto local, fomenta un crowdsourcing colaborativo y es app sin ánimo de lucro que no asume derechos de autor sobre las imágenes que se cargan en ella.

Algunos de los museos e instituciones que ya forman parte del proyecto History Pin se pueden ver aquí.

Es de esperar que pronto alguna institución española se anime a usar esta interesante herramienta  y trabajar conjuntamente con su comunidad online para construir el conocimiento.

App para iPhone del Museo Guggenheim Bilbao

Los museos españoles empiezan a animarse a crear aplicaciones para iPhone como un medio de ofrecer a su público nuevas formas de conocer su centro y tener recursos complementarios para la visita.

Hace unos meses el Museo Picasso Barcelona lanzó la primera app de un museo español adaptando material web; con información básica sobre el museo, las principales obras de la colección y las redes sociales con las que el usuario podía interactuar con el centro.

 

Ahora es el Museo Guggenheim Bilbao el que acaba de estrenar una aplicación, y en este caso creada específicamente para dispositivos móviles. La app, realizada por TFInteractiva en tres idiomas (español, francés e inglés) puede descargarse en iTunes por 2,99 €, un precio que merece la pena pagar por la gran cantidad de información que aporta.

Más de 300 imágenes, vídeos, audio-guías, textos detallados sobre más de 100 obras e información de utilidad sobre el museo. A través de la aplicación se puede descubrir la arquitectura del Guggenheim Bilbao y las obras significativas de la colección, conocer la historia de la institución y las distintas sedes de la red Guggenheim; es posible organizar la visita al centro a través de las rutas programadas o personalizarlas según el interés del usuario; o se puede conocer la agenda de actividades, que se actualiza con las novedades del centro.

El usuario también puede participar en el museo a través de la app, accediendo desde la misma a las redes sociales de la institución o votando los recursos de su interés.

Sin duda, una aplicación muy completa y útil, tanto si se usa como complemento a la visita al museo como si se quiere conocer más a fondo el Guggenheim Bilbao.

Además, esta app da inicio en el Guggenheim a una línea de creación de contenidos para dispositivos móviles, que se verá aumentada en un futuro con aplicaciones para iPad y Android.

Descargar aplicación iPhone Guggenheim Bilbao de iTunes.

A %d blogueros les gusta esto: