Saltar al contenido.

Posts etiquetados ‘ciencia’

Conversando con… Óscar Menéndez

Hoy conversamos con Óscar Menéndez. Divulgador científico con más de veinte años de carrera, ha sido colaborador habitual de prácticamente todos lo medios especializados en la información científica y tecnológica. Está especializado en la realización de exposiciones interactivas de divulgación y ha colaborado con los grandes museos de ciencia españoles. Presenta además el programa de debate A2 en Indagando TV y ha escrito libros como “¿Están seguros de que hace millones de años éramos simios?” y Bajo la estirpe de Hypatia“.

Mediamusea: ¿Óscar, qué posibilidades ofrecen hoy los nuevos medios a la hora de divulgar la ciencia?

Óscar Menéndez: Los nuevos medios permiten que divulgar ciencia sea ahora mil veces más fácil de lo que ha sido nunca. Ahora bien, la dificultad para que esos nuevos medios obtengan beneficios se ha convertido en un problema. A ello se suma que los medios convencionales están inmersos en una grave crisis, por lo que ahora nos encontramos con la paradoja de que comunicar es más fácil que nunca pero ganar dinero con ello parece cada vez más difícil.

MM: Los museos de ciencia se han caracterizado por ser los museos más abiertos y participativos, sin embargo les ha costado más entrar en redes sociales que otros museos más tradicionales, ¿a qué crees que se ha debido?

OM: Los museos de ciencia sin colecciones necesitaban de la tecnología. Querían contar cosas, pero no tenían piezas con que hacerlo y la tecnología se convirtió en una aliada perfecta para ello. Es curioso lo que dices, porque los museos de ciencia han dado mayoritariamente la espalda a las redes sociales, de eso no cabe duda. Por otra parte, es vergonzosa la precariedad por la que pasan la mayoría de los centros de divulgación en toda España. Al debacle económico de los museos de ciencia se ha unido la cerrazón: muchos museos de ciencia tienen o al menos tenían censuradas las redes sociales dentro de sus centros. Las administraciones públicas todavía creen Facebook o Twitter son herramientas para perder el tiempo.

MM: ¿Qué consideras que busca el público cuando conecta con una institución científica a través de redes sociales?

OM: El público busca comunicación pero por general sólo encuentra información. Las redes sirven para dar información y también para recibirla, y esa interactividad es su principal fuerza. Pero muchas instituciones científicas sólo han visto la primera parte: utilizan las redes para contar cosas, pero están sordas para recibir lo que sus visitantes piensan de ellas.

MM: ¿Cómo crees que deben gestionarse los perfiles sociales de un museo y quién o quiénes deben encargarse de ello?

OM: Mi empresa, entre otras áreas de negocio, ofrece gestionar redes sociales. Aun a riesgo de tirar piedras contra el propio tejado de Explora Proyectos, creo que es mejor la solución de que las redes estén gestionadas por alguien de dentro, principalmente del departamento de comunicación. Pero puede salirles más rentable contratar a alguien externo. Esto vale para un museo y también para una revista, un centro de investigación o cualquier empresa. Además, creo que la situación idílica pasaría por un centro con un buen equipo de comunicación con experiencia en redes rodeado de un personal del museo que las utilice. Provocar la inmersión de todo el personal en las redes, desde el recepcionista a la dirección, pasando por los monitores, puede crear una experiencia de comunicación que roce la perfección. Aunque creo que este nirvana comunicativo todavía no se ha alcanzado en ningún centro, al menos de nuestro país.

MM: Códigos bidimensionales, realidad aumentada, aplicaciones móviles… ¿elementos necesarios o accesorios?

OM: Hoy por hoy no creo que se pueda decir que son estrictamente necesarios. Pero tampoco se podrían considerar como accesorios. Son herramientas muy útiles. Aunque no podemos olvidarnos de su coste: mientras los códigos bidimensional son tan baratos que es imprescindible recomendar su uso, las otras dos herramientas que mencionas, la realidad aumentada y las aplicaciones, son más caras y en su caso la utilización tendría que realizarse dentro de una economía de escala.

MM: En la museografía de una exposición, ¿qué papel juegan los medios tecnológicos?

OM: Los museos de ciencia tienen la obligación de hacer sentir, de convertirse en auténticas experiencias. Si buscas eso, es inevitable utilizar medios tecnológicos que lo permitan. Una simple aplicación táctil permite dar mucha más información que decenas de paneles convencionales, pero no hay que quedarse en eso. Podemos crear máquinas que interactúen con el visitante de mil maneras, desde el simple plano visual hasta la parte más sensitiva, que incluye sonido, olores, etc.

MM: ¿Se puede trabajar en innovación en época de crisis y en un momento como el actual en el que hay grandes recortes?

OM: Es difícil, muy difícil. Estamos en un momento de pura supervivencia, pero también es época para aguzar el ingenio y estar preparado para lo que vendrá.

MM: Por último, ¿qué hay que hacer para conseguir una comunicación efectiva con el público a través de Internet?

OM: La comunicación exige dos partes, un emisor y un receptor. Pensar que puedes estar en internet sólo para contar cosas implica que te pierdes la parte más interesante de la red. Muchas personas e instituciones todavía no se han dado cuenta, como decía antes, de que la principal ventaja de la red 2.0 es que podemos escuchar. La palabra principal es, por lo tanto, escuchar, tanto a nuestros clientes, usuarios o visitantes como a nuestros colegas. Y aprender de ello.

¡Muchas gracias por tus respuestas, Óscar!

Los museos de ciencia en el ipad

El Ministerio de Ciencia e Innovación de España (MICINN) ha creado una aplicación para dar a conocer  sus más destacados museos y centros de investigación. A través de la web o descargando una app gratuita para iPad, el usuario podrá conocer el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de La Coruña, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de Madrid, la sede del MICINN, el Gran Telescopio de Canarias o el Sincotrón ALBA.

La aplicación permite recorrer  estos espacios en 3D de manera libre, a través de un avatar, o mediante un itinerario virtual automático. Tiene un importante componente didáctico y para ello cuenta con una guía interactiva con información en diferentes formatos (texto, audio, video e imágenes), tanto en español como en inglés.

El usuario podrá visitar los diferentes espacios, conversar con los avatares que se encuentre en cada lugar, saber cómo se trabaja en los distintos centros y descubrir los elementos más destacados de cada uno de los museos.

Conocer cómo es el Gran Telescopio de Gran Canaria y qué elementos lo componen;  entrar en el Boing 747 “Lope de Vega” que trajo el Guernica de Picasso desde Nueva York, acceder a la cabina de los pilotos o ver la bodega de carga; saber cómo funciona ALBA, el complejo de aceleradores de electrones, y recorrer sus instalaciones; visitar la exposición del Museo de Ciencia de Madrid y contemplar sus piezas más significativas; o disfrutar de la arquitectura de los distintos edificios, son algunas de las cosas que se puede experimentar en estas visitas interactivas.

¡Viaja a los espacios de la ciencia haciendo clic!

e-Museo de mc2

Los Museos Científicos Coruñeses estrenan nuevo espacio on line: e-Museo, un portal que recopila los recursos didácticos de MC2. Monografías, guías didácticas, vídeos de ciencia o interactivos son entre otros, algunos de los variados elementos que se ofrecen en este lugar.

e-Museo destaca por su clara vocación social y participativa,  animando al usuario a que colabore en la construcción de este espacio proponiendo material y vídeos didácticos que puedan contribuir a completar esta recopilación de recursos en red sobre ciencia.

Participa en esta interesante iniciativa haciendo click

Proyectos divulgativos on line en museos de ciencias

Las nuevas tecnologías posibilitan a los museos el crear interesantes proyectos divulgativos que usen la red como canal de difusión. En esta ocasión son dos museos de ciencias los que se han embarcado en una nueva aventura digital.

En primer lugar el futuro Museo Nacional de la Energía de Ponferrada, que previamente a su inauguración ha iniciado su andadura queriendo contar cómo nace y crece un museo por medio de la web www.comosehaceunmuseo.com. A través de este canal se podrá conocer la restauración de piezas significativas, el diseño que tendrá el centro o la rehabilitación que están realizando en dos antiguas centrales térmicas de principios del siglo XX para convertirlas en sede del museo; incluso puede seguirse en directo a través de webcam el avance de las obras.

Este museo se presenta como un espacio para las personas y nace con una clara vocación abierta, participativa y social.  A  través de varios vídeos recoge la experiencia de su personal, de antiguos trabajadores de la central térmica y de los ciudadanos, y presenta sus puntos de vista sobre la gestación de este centro.

Además, una serie de redes sociales asociadas, como Facebook, TwitterYoutube, permiten conocer las novedades y actividades de este centro que quiere compartir con los ciudadanos cómo que va creciendo y formándose.

El segundo protagonista es el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de la Coruña o más bien Pepexán, su singular guía robótico.  Pepexán, un modelo RoboThespian RT2 o robot actor, trabaja en el MUNCYT desde el año pasado, pero ahora además ha decidido estar presente en redes sociales, abrirse su propio perfil en Facebook y crear un blog en el que contar su experiencia en el museo.

Este interesante proyecto, que acaba de nacer, puede convertirse en una buena forma de divulgar la ciencia y las actividades de este museo desde un punto de vista singular y divertido.

Más información sobre  la labor digital de Pepexán en La Voz de Galicia

A %d blogueros les gusta esto: