Saltar al contenido

Posts etiquetados ‘redes’

Nuevos museos, nuevas webs

El mundo de la museología ha vivido estas semanas unas intensas jornadas de inauguraciones de nuevos centros, de nuevas ampliaciones y de reaperturas. Esto trae consigo nuevas páginas web de museos, aunque no en todos los casos los centros inaugurados han dado importancia a este elemento de apoyo. En ejemplos:

Embarcadero Cáceres nace con una página que cumple las expectativas actuales. Uno de los pocos ejemplos entre los recientemente inaugurados que lanza una web social y operativa al unísono de su apertura.

El nuevo museo malagueño Carmen Thyssen Bornemisza inaugura con una web calificada desde el propio centro como provisional. En ella se incluye la información básica para quien quiera conocer el museo, pero se anuncia el trabajo que se está realizando desde la institución para que sea un portal semántico y social.

También en construcción se encuentra la web del Museo de las Ideas de Barcelona. Igual que en el caso anterior, muestra de momento la información útil para el visitante y deja patente su interés social.

El Museo Adolfo Suárez y la Transición se lanza con una web en flash, correcta en su información y sin aspiraciones sociales de momento. Página visualmente estética, pero que presenta los problemas habituales de posicionamiento, difusión y accesibilidad de las web generadas íntegramente en flash.

El Museo del Greco de Toledo abre de nuevo sus puertas, aunque en el Directorio de museos del Ministerio de Cultura aún permanece “cerrado”. Su web, lanzada días después de su inauguración oficial, sigue la tónica 1.0 de la mayoría de las páginas de los museos nacionales.

El Museo Arqueológico de Asturias activa su web también días después de su inauguración, perdiendo a los visitantes que buscaron la web y más información sobre el museo justo al difundirse en los medios la noticia de la apertura. Web correcta y muy cómoda para la navegación, pero, de momento, sin pretensiones sociales o participativas.

El Museo IAACC Pablo Serrano reabre con una web muy adecuada y completa pero con graves problemas de posicionamiento. Página muy difícil de encontrar en los buscadores, lo que hace que el espacio informativo de la web de Patrimonio Cultural de Aragón puede parecer la única web del centro para un usuario que haga búsquedas normales por el nombre del museo. La visita para blogueros/tuiteros y su presencia en Facebook y Twitter es muy destacable, (aunque su  web no se hace aún eco de estos perfiles)  y muestra el interés social de un museo que es de esperar solucione pronto sus problemas de visibilidad.

El Museo de Arte  Contemporáneo de Alicante, a pesar de sus varios actos inaugurales, no se estrena convenientemente en la red y limita su presencia a una página básica dentro de la web del Ayuntamiento de Alicante. Presencia escasa para las demandas actuales de los usuarios y para los que precisan información práctica sobre el museo.

En identica situación y con el mismo espacio en la red, se encuentra el recientemente inaugurado Museo de la Ciudad de Alicante y el Museo de la Cerámica de Alcora, que inaugura nuevas instalaciones pero limita su presencia web a una simple página, sin mucha información de utilidad real para el visitante, en site del ayuntamiento.

Otros museos se inauguran sin ningún tipo de web, como son:

A pesar de que Internet se ha convertido ya en una de las principales fuentes de información para gran parte de los usuarios que deciden visitar un museo, y de que todos, teóricamente, somos conscientes de la utilidad que tiene una web dinámica y social para las instituciones culturales, la realidad es que no siempre  todos los museos dan aún la suficiente importancia a este ámbito

Tendencias 2011

Finalizado 2010 es el momento de reflexionar sobre lo que ha supuesto este año para los museos españoles en materia de nuevos medios sociales y de comunicación con su público, como base para plantear aquello en lo que resultará interesante trabajar a lo largo de 2011.

Sin duda, el 2010 ha significado el comienzo de un interés masivo por las nuevas tecnologías sociales por parte de los centros culturales. Lo que hasta ahora venían siendo iniciativas aisladas de unos pocos museos ha empezado a extenderse hasta cada vez ser más los centros que están presentes en medios sociales y usan las posibilidades que les aportan las nuevas tecnologías para contactar con su público y favorecer su participación.

En 2011 se prevé un aumento de esta tendencia. Va a ser un año aún más social y más ubicuo, teniendo los museos que trabajar en nuevas vías que favorezcan la atención de los intereses y demandas de sus usuarios. En este nuevo año que comienza hay que plantearse cuáles son los puntos de interés en los que conviene que los museos trabajen para avanzar al mismo ritmo que la sociedad de la información . He aquí algunas posibilidades:

Trabajo en red: los museos no sólo han de estar presentes en medios sociales, sino también han de trabajar en ellos y prestar un verdadero servicio a través de estas herramientas. Ello implica:

  • Atención al usuario: creación de canales on line específicos para atender al público del museo.
  • Canalización del feedback: transmisión y uso de la información generada y recogida a través de medios sociales.
  • Generar contenido: hasta ahora viene siendo habitual que los centros culturales limiten su trabajo en red a la difusión de noticias, propias o generadas por terceros, pero esto irá resultando poco a poco insuficiente y será necesario que el museo genere productos específicos para su comunidad on line.
  • Virtualizar el museo físico: transmitir conferencias y actos del museo en streaming; grabar actividades y mostrarlas a través de canales de video; generar archivos en formato de texto o de audio con la información del museo; crear y compartir presentaciones, artículos, fotografías, etc…

Movilidad: 2011 será un año en el que los smartphones experimentarán un gran crecimiento y se normalizará el acceso a Internet a través del teléfono móvil. Esto supone que los museos han de adaptar su web y sus contenidos a este nuevo modelo de usuario, facilitando la accesibilidad a través de este medio.

Geolocalización: unido al uso de smartphones, la geolocalización se ha convertido en un elemento de valor, sobre todo desde la popularización de redes sociales basadas en la ubicación geográfica como Foursquare, Facebook Places o Gowalla. La geolocalización tiene un gran potencial y muchísimas posibilidades para los museos, además implica la presencia física en el lugar de un sujeto que notificará su posición y la difundirá entre sus contactos. Potenciar la geolocalización por parte de los museos, facilitar su uso en sus instalaciones mediante wifis abiertas y formar parte de estas redes específicas, supone un camino a recorrer.

Apps: las aplicaciones son un elemento muy demandado por parte de los usuarios de dispositivos móviles como smartphones o tablets, debiendo los museos aprovechar las posibilidades que este nuevo entorno aporta. La creación de apps específicas sobre el museo o sus exposiciones se convierte en un buen medio de formar e informar a nuestro público de forma dinámica e interactiva.

En el ámbito anglosajón cada vez son más los museos que crean aplicaciones para iOS, aunque no ocurre igual con otros sistemas operativos y son más escasas las apps de museos para Android, Symbiam o BlackBerry. Aún ningún museo español ha lanzado una aplicación en este campo.

Códigos QR: estos códigos de barras bidimensionales están ganando en extensión a medida que se popularizan los dispositivos móviles capaces de leerlos. Sus numerosas posibilidades en el campo de la museología, como la creación de un nuevo nivel interactivo de lectura de la exposición o la gestión del área de reserva, hace que sea recomendable su uso y la experimentación de opciones.

Realidad aumentada: la combinación de elementos virtuales en un entorno real, y su visión a través de medios tecnológicos como ordenadores o móviles, abre un campo de enormes posibilidades para los museos. Poder ver objetos en 3D del museo desde el ordenador de casa, tener capas de información extra en nuestro móvil mientras visitamos una exposición, contemplar in situ reconstrucciones virtuales, etc., son sólo algunas de las múltiples posibilidades de un entorno muy interesante pero aún poco explotado por los museos.

Juegos sociales: on line, multijugador, sociales, virales, adictivos y sencillos, son algunas de las características de una serie de juegos que se han hecho muy populares en las redes sociales.  La creación por parte de los museos de juegos didácticos que usen los medios sociales como vía de difusión facilitaría la divulgación de contenidos y la fidelización de los usuarios.

Microsites temáticos: las exposiciones temporales ya no sólo han de idearse físicamente sino que además han de tener su reflejo en el entorno virtual con la creación en la web del museo de microsites que actúen como punto de información, difusión y conocimiento. Los museos españoles empiezan a crear espacios virtuales para exposiciones temporales, pero aún no de manera extensiva.

Uso de nuevas redes sociales: los museos españoles están centrando su acción en medios sociales principalmente en el uso de las redes más populares, Facebook en la mayoría de las ocasiones. Testadas ya las posibilidades con este medio es el momento de ampliar horizontes y utilizar aquellas redes que cada museo considere más adecuadas para cumplir con su Plan de Comunicación Web. Más allá de las redes sociales globales existen otro tipo de redes que, aunque son más minoritarias, pueden crear interesante nichos sociales útiles para los museos y cuyas posibilidades conviene explorar.

Social Media ROI:el trabajo en social media supone por un lado la dedicación de tiempo, esfuerzo y recursos, y por otro la obtención de una serie de beneficios medibles para el museo (visitas web, amigos, link, referer, comentarios, suscripciones, aumento de las visitas presenciales, etc). El Retorno de la Inversion o  Return of Investment (ROI) es el resultado de ello, siendo preciso que los museos trabajen en medición y evaluación de sus estrategias on line para rentabilizar los esfuerzos dedicados y encontrar las fórmulas más adecuadas para optimizar su labor y obtener mayor retorno.

Digital Curator: los medios on line, el aumento de colecciones digitales y la creación de exposiciones virtuales hacen que surja un nuevo modelo de comisariado basado en el elemento digital. Ya no sólo es preciso ser un experto en la materia de la exposición, sino que es además necesario conocer los nuevos medios y sus posibilidades para poder enriquecer la creación de los cada vez más numerosos itinerarios on line y muestras virtuales.

Community Manager: una implicación efectiva de los museos en redes sociales precisa del trabajo de un Community Manager o Responsable de Comunidad encargado de la gestión, dinamización y atención de los medios sociales en los que esté presente el centro. El año 2010 ha supuesto la extensión de esta figura en el ámbito empresarial y aunque en las instituciones culturales aún no es habitual su presencia, un trabajo efectivo en redes precisa de una persona cualificada que dedique tiempo a la gestión y planificación de trabajo y estrategias.

Un año por delante, un camino que empieza a afianzarse, muchas posibilidades para trabajar con las opciones que la tecnología ofrece a los museos para que establezcan nuevas relaciones con su público y todo un campo abierto a la experimentación y a la búsqueda de nuevas utilidades.

¡Nos vemos en 12 meses para comprobar los avances!

Visualizar Documento Tendencias Museos 2011 completo

Descargar documento Tendencias Museos 2011 en formato pdf.

Communauté Louvre

En el día de ayer, el Museo del Louvre, en colaboración con Orange, lanzó la “Communauté Louvre“, una comunidad on line de profesionales y personas interesadas tanto en el Museo del Louvre como en la arqueología, el arte, la cultura y los museos.  El objetivo es crear un espacio flexible y participativo, hecho por y para los usuarios.

Esta plataforma, libre, abierta y accesible, permite a los miembros de la comunidad varios niveles de participación:

- Crear y publicar contenidos: los usuarios pueden subir sus propios artículos, vídeos, fotografías, etc. También pueden  crear galerías on line a través de las colecciones del museo.

- Comunicación y debate: es posible establecer contacto con otros profesionales y miembros de la comunidad  y debatir con ellos a través de grupos de discusión, tanto público o privados.

- Etiquetado: los usuarios pueden colaborar  taggeando las 1.700 obras on line de este museo. El objetivo no es sólo hallar las  referencias científicas acordes a cada pieza, sino también crear una indexación espontánea basada en sensaciones y  criterios subjetivos.

El Museo del Louvre lanza este entorno como una vía activa de educación y comunicación 2.0. Actúa como proyecto piloto para evaluar las posibilidades de los nuevos medios y para experimentar opciones útiles para el museo y sus visitantes.

La evolución de esta comunidad dependerá del feedback que proporcionen los propios usuarios y de los resultados que se vayan obteniendo.

Este proyecto resulta interesante tenerlo presente, pues las conclusiones resultantes de las pruebas que se realicen pueden ser de utilidad  para otros museos que quieran poner en marcha iniciativas similares.

Se puede formar parte de esta plataforma haciendo click en: Communauté Louvre

%d personas les gusta esto: